Mi gato me ataca los pies cuando entro en la cama…. ¿qué hago aparte de hacer la estatua?

Los felinos salvajes son animales que dedican gran parte de su vida a oler, escuchar, vigilar, observar, acechar, perseguir y dar caza a múltiples presas, entre otras muchas otras actividades naturalmente, pero nosotros vamos a centrarnos en estas que hemos comentado. Nuestros compañeros gatunos domésticos realizan todas esas acciones pero hay una en concreto que no realizan en nuestros hogares, dar caza a presas vivas, excepto, eso sí, cuando entra alguna mosca infeliz por algún resquicio sin saber que vuela hacia su posible final. Y por supuesto esta falta de estímulos puede provocar que ellos se busquen sus propias “presas”. Esta es la explicación de por qué te ataca a los pies cuando entras en la cama. Así de sencillo.

investigar mediante todos los sentidos es vital para los gatos.

Investigar mediante todos los sentidos es vital para los gatos.

Imagínate por un momento que eres tu gato…”Todos los días a la misma hora, más o menos,  debajo de ese sitio tan cómodo dónde yo me suelo tumbar a descansar en ocasiones, aparecen lo que creo que son pequeños animales que se mueven y se paran, se vuelven a mover y se paran, evidentemente no me voy a quedar quieto ante semejante posibilidad de caza, y si antes puedo entrenarme un poco con ella, mejor”.

Hay incluso personas que cierran la puerta de su habitación para evitar estos “ataques”, sin ser conscientes que, lejos de dar solución a esto, añaden un nuevo problema: de territorio.  La buena noticia es que esto tiene solución. Generalmente, aunque hay excepciones, este comportamiento se suele dar en gatos que tienen pocos estímulos de juego por parte de sus compañeros humanos, simplemente les dejan un montón de juguetes esparcidos por toda la casa o el salón, y ya está. Que se arregle el gato. Otros piensan que porque tienen más de un gato es suficiente, pues ellos juegan entre sí. Los felinos salvajes no alimentados por humanos son animales estrictamente carnívoros que cazan todas sus presas. Han nacido para eso. Partiendo de esta base, el juego podríamos decir que es el análogo de la caza para los gatos domésticos. Esto implica que debemos crear una rutina diaria de juego con nuestros gatos, hacerles correr, saltar, subir, bajar, acechar, etc… y para eso debemos intervenir nosotros, con cañas para gatos, bolitas de papel aluminio, lo que sea, hay cientos de juguetes en venta o para crear en casa, pero jugar con ellos cada día, si es a la misma hora mejor, cuando se despiertan de la eterna siesta de la tarde, por ejemplo. Rotar los juguetes les interesará más, y por supuesto, te recomiendo el Catnip líquido. Debes de probar a rociar un juguete o un rascador con él y ver lo que pasa. Puede que te sorprendas muuuucho. Después de jugar hasta que se cansen, nosotros siempre les damos a nuestros 4 gatos un buen premio de comida húmeda de calidad, sin subproductos animales, para que acaben la “caza” con una buena “presa”.

Cansándole(s) todo lo posible a través del juego perderán interés por tus pies seguro, pero si no haces nada, ten por seguro que nada cambiará.

Bastet y la cuerda

Debes jugar con tus gatos todos los días de manera rutinaria.

 

 

MUY IMPORTANTE ¡¡¡ Jamás juegues con tu gato con las manos, ni tu cuerpo ni tus pies (me imagino que ya habrás entendido que si lo haces le estarás enseñando que tus manos, pies o cuerpo son presas para él, y las atacará, arañará y morderá como si fueran ratones, y cuando se haga mayor te atacará mientras lees o estás en el Pc, o te asaltará por los pasillos y al entrar en la cama te morderá los pies. Y lo que es peor, lo hará con cualquier persona que entre en la casa, y encima se le castigará, gritará, etc… Y en el más horrible de los casos, se le rociará con  un spray de agua encima….cuando has sido tú quien le ha enseñado a hacer eso y ahora le castigas. Imagínate la frustración y ansiedad para tu gato, que no entenderá nada de nada. Lo siguiente será que aparezcan meadas fuera del arenero para avisarte de que tiene un problema, porque lamentablemente no tiene otras muchas maneras de decírtelo.

Si crear la rutina de juego no es suficiente, debes aumentar el tiempo de juego para conseguir cansarle más y que ya no le interesen tanto tus pies (ten en cuenta que hasta ahora su rutina de juego empezaba en el momento en que tú ibas a tu cama y te metías en la cama, y esto cuesta cambiarlo, ten paciencia).

Pero si todavía sigue sin funcionar puedes probar el secreto mejor guardado por los gatos para que no te ataquen los pies en la cama: “Si llevas un juguete a la cama que me guste no te atacaré a ti”.  Te recomiendo una cuerdita, pero puede ser una caña, un ratón o lo que le guste a tu gato, o 5 bolitas de papel de aluminio, se las tiras lo más lejos posible, que corra, si tienes suerte igual te las trae. Juega un poco hasta que veas que se calma. Paciencia y mucho ánimo ¡¡.

 

Anuncios

6 comentarios en “Mi gato me ataca los pies cuando entro en la cama…. ¿qué hago aparte de hacer la estatua?

  1. Si pues yo tengo ese problema, juego mucho con mi gato como si yo fuera otro gato, pero ahora es incontrolable, el sabe que hace mal, porque se ve que me va a malas y conmigo pues tiene esa tentación. Y pues me gustaría saber si hay alguna forma para que sea más sumiso y no muerda tanto al tocarle, por el resto es un amor hahaha lo amo

  2. Ji ji, hace muchos años, mi primera gata hacía eso, atacar a los pies y hincarle los dientes… claro era aún muy inexperta.
    Me encanta el post! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s